En la Asamblea de la Asociación de Empresa Familiar de Euskadi (AEFAME)

De Izda. a Dcha. José Luis Blanco (IEF), Nuria Lekue (KIMUA), Marisa Sáinz (ADEFAN), Gaizka Zulaika (AEFAME) e Inés Rovira (IEF). (Foto: cedida)

La directora de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN), Marisa Sáinz, se desplazó el 23 de noviembre a Bilbao para participar en la Asamblea de la Asociación de Empresa Familiar de Euskadi (AEFAME). 

Como en el caso de la Comunidad foral la pasada semana, la primera parte del encuentro celebrado en la Torre Iberdrola estuvo dirigida exclusivamente a los socios de AEFAME, a quienes su director, Gaizka Zulaika, trasladó las cifras relativas a la evolución de la asociación y los objetivos estratégicos para 2021. La Asociación de Empresa Familiar de Euskadi está integrada en la actualidad por 61 compañías de los tres territorios, cuya facturación agregada es superior a los 13.900 millones de euros, -lo que supone el 20% del PIB de Euskadi– y que dan empleo a más de 148.000 personas.

Posteriormente tuvo lugar la parte abierta, a la que junto a los asociados, acudieron representantes institucionales y responsables de otras empresas vascas. En concreto, estuvieron presentes, entre otros, el diputado general de Bizkaia, Unai Rementeria; la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia; la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Bilbao, Amaia Arregi; el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, y el director general ejecutivo del Instituto de Empresa Familiar (IEF), José Luis Blanco, entre otras personalidades.

A todos ellos se dirigió el presidente de la Asociación de la Empresa Familiar de Euskadi y presidente de Sener, Andrés Sendagorta, quien subrayó que la empresa y la familia son dos “pilares esenciales” de la sociedad. También señaló que las empresas familiares han sido “claves” en el desarrollo económico de Euskadi “desde hace cientos de años”.

Indicó, asimismo, que la empresa familiar jugará un papel clave para llevar adelante el proceso de relanzamiento, recuperación y transformación que tiene que abordar el país al tiempo que recordó que la empresa familiar supone el 84 % del tejido productivo de la economía vasca, por lo que se puede decir que “es su columna vertebral”.

Vista de la Asamblea de AEFAME celebrada en la Torre Iberdrola de Bilbao.

En ese sentido, como presidente de AEFAME subrayó que el “círculo virtuoso” de competitividad conformado por la empresa familiar, la sociedad y las instituciones debe ser el modelo a desarrollar y fomentar. Finalmente, que la apuesta por la innovación y la evolución tecnológica y su alineación con el talento, serán aspectos que la asociación tratará de impulsar entre los socios como factores de éxito.

Tras Sendagorta, intervino el presidente ejecutivo de Gestamp, Francisco Riberas quien hizo un análisis de la situación global en la que se encuentra el mercado a consecuencia del Covid-19. Igualmente quiso lanzar un mensaje de optimismo ante el futuro más inmediato. “Estoy absolutamente convencido de que lo que pase después de esta pandemia va a depender sobre todo de lo que hagamos las empresas y los empresarios familiares”, afirmó. “Esta vez, de nuevo, con mucho sacrificio y esfuerzo, vamos a salir entre todos adelante”, añadió.

Foto de familia de las autoridades e instituciones participantes en la Asamblea de AEFAME encabezadas por el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu (centro de la imagen). También destaca la presencia de la consejera Arantxa Tapia (primer plano) así como el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (justo detrás). También aparecen Andrés Sendagorta (presidente AEFAME), Francisco Riberas (Gestamp) y Fidel Sendagorta (director general de Política Exterior y Seguridad del Ministerio de Asuntos Exteriores).

A partir de ahí, Riberas consideró que frente a los retos de una economía globalizada y automatizada, la empresa familiar debe tener un plan asentado en tres líneas de trabajo: un ambiente propicio para la visión a largo plazo, un compromiso social a favor de las personas y una gobernanza sustentada en lo que siempre han sido los principios y valores de la empresa familiar de sacrificio, búsqueda de la excelencia y arraigo al territorio.

Finalizada esta ponencia, el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu fue el encargado de clausurar la asamblea de AEFAME.

 

 

Redaccion
Author: Redaccion

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para recabar información sobre usted, su navegación y su comportamiento en el sitio web, todo ello con finalidad analítica. Puede obtener más detalles sobre nuestra política de cookies y acceder a su panel de configuración (incluyendo la posibilidad de rechazar en bloque su instalación).

ACEPTAR
Aviso de cookies