Webinar: “Mediación y Arbitraje”

Los ponentes en el webinar "Mediación y Arbitraje" animaron a las empresas familiares a buscar vías alternativas al tradicional recurso judicial para resolver sus conflictos. (Fotos: Yosune Villanueva).

Miembros de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN) participaron de forma telemática el 29 de junio en el webinar “Mediación y Arbitraje” organizado por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF).

La cita contó como ponentes con José María Alonso, decano del ilustre Colegio de Abogados de Madrid; José Antonio Cainzos, abogado del Estado y presidente del centro internacional de Arbitraje de Madrid; Santiago Martínez Lage, diplomático por oposición, árbitro internacional y letrado asesor del Círculo de Empresarios; Carlos de los Santos, socio director del despacho Garrigues y presidente del Club Español del Arbitraje; y Gonzalo Stampa, fundador de Stampa Abogados. Como moderador actuó José Luis Blanco, director del IEF

Todos ellos animaron a las familias propietarias a utilizar los medios alternativos de la mediación en la resolución de conflictos, ante la tremenda incidencia que ha desencadenado la pandemia en el mundo de las relaciones jurídicas. En ese sentido, según destacaron, el Covid-19 ha agravado las largas listas de espera en los juzgados. Además, la actividad procesal estuvo parada durante casi cuatro meses y solo funcionaba en temas muy concretos.

José Luis Blanco, en un momento de su intervención en el webinar organizado por el IEF.

De ahí que, aunque el Gobierno ha aprobado medidas para agilizar lo procesal, la realidad es que este colapso se va a arrastrar durante muchos años. La situación, por tanto, ha cambiado de tal forma que los empresarios familiares y sus abogados han priorizado otros medios alternativos como la mediación y el arbitraje al tradicional recurso de la vía judicial.  

VENTAJAS Y OPORTUNIDADES

Así, la mediación vive un gran momento, porque muchas sociedades familiares no se pueden permitir el tiempo que necesita un procedimiento judicial, ni el arbitral. El mediador ayuda a las partes a ponerse de acuerdo, pero decide la empresa.

Mientras, el arbitraje en el ámbito internacional no tiene parangón. Y, dentro de España, en muchas materias puede ser útil al margen de otras oportunidades que puede ofrecer en materia de confianza y cobertura. Y hay una institución arbitral que ofrece a las empresas cobertura y confianza.

Además, en el seminario online se resaltó como otra ventaja adicional de estos procedimientos la rapidez. De esta forma, si un procedimiento judicial en Madrid puede tener una duración total de unos 8 años (entre primera instancia, apelación y recurso al Supremo), en la vía del arbitraje y la mediación ese período de tiempo se reduce a un año o un año y medio como mucho, 2 en el caso de un litigio internacional. 

Redaccion
Author: Redaccion