Presentación del Plan ‘España Puede’ en una Junta Extraordinaria del IEF

El IEF celebró una jornada específica sobre gestión de fondos europeos con la participación de Manuel de la Rocha, director del departamento de Asuntos Económicos y G20 del Gabinete de Presidencia del Gobierno y; Francisco Salazar, director adjunto del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. (Foto: cedida).

El presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN), Francisco Esparza participó en la Junta Extraordinaria convocada por el Instituto de Empresa Familiar (IEF). Una cita que tuvo lugar el pasado 1 de diciembre y en la que se presentó a los asistentes el Plan ‘España Puede’.

Dicho encuentro, celebrado de forma presencial y telemática, contó para ello con la presencia de D. Manuel de la Rocha, director del departamento de Asuntos Económicos y G20 del Gabinete de Presidencia del Gobierno. También asistió D. Francisco Salazar, director adjunto del Gabinete de la Presidencia del Gobierno. Ambos fueron presentados por el director general ejecutivo del Instituto de Empresa Familiar, José Luis Blanco.

El presidente de ADEFAN, Francisco Esparza, participó del encuentro de forma telemática.

Tras una breve introducción a cargo del Presidente del IEF, Marc Puig, el primero en hablar fue Francisco Salazar quien centró su intervención en la descripción de la estructura institucional a cargo de los fondos. Dicha tarea corresponderá a la Oficina de Seguimiento de Moncloa, iniciativa del propio Presidente del Gobierno como ente de coordinación e información, no de tramitación o gestión; y a la figura de Manuel de La Rocha (como director del Departamento de Asuntos Económicos y G20 del Gabinete de Presidencia del Gobierno).

Posteriormente, fue desgranando algunas ideas fuerza respecto a la concepción de los fondos, entre las que destacan las siguientes:

  • Los nuevos fondos no son como las tradicionales ayudas europeas, orientadas a reducir desigualdades, sino que exigen a los proyectos una capacidad transformadora estructural.
  • El plan de recuperación está diseñado para apoyar el esfuerzo inversor privado, permitiendo afrontar proyectos que implican un riesgo de inversión. Es fundamental, por tanto, seleccionar aquellos proyectos estructurales que estén suficientemente maduros.
  • Las cuantías son, además, enormemente importantes, por lo que será necesario el impulso de alianzas, clúster, esfuerzos de cooperación, etc. que unan a toda la cadena de valor e incluso a varios sectores o regiones geográficas.
  • Para ejecutar y rentabilizar los fondos de la manera más eficiente posible es indispensable la colaboración público privada y entre administraciones.

Además, mencionó algunos de los ejemplos en los que se pondrá especial énfasis a la hora de repartir los fondos.

  • Un ejemplo es la transformación de viviendas, pero no un portal o una casa, se trata de transformar barrios enteros para hacerlos mas sostenibles. Aquí hay una oportunidad de negocio, nuevas empresas en el sector de rehabilitación en términos de eficiencia energética, transformación de las empresas actuales.
  • Focos de negocio como la movilidad eléctrica, no solo fabricar vehículos de este tipo, sino conseguir Litio para  fabricar baterías, montar infraestructura de carga, e industria auxiliar adaptada a la nueva movilidad.
  • Para conseguir la transformación de estos sectores hay que agruparse, alianzas, clusters, esfuerzos de colaboración.

A partir de ahí, insistió en que el reto de España es conseguir con estos fondos superar el 38 % de nivel de ejecución para tener un impacto directo en PIB y Empleo.

Manuel de la Rocha, por su parte, inició su intervención explicando la situación y perspectiva de los fondos. El Gobierno ha dividido su gestión en dos periodos 2021-23 y 24-26. En la primera fase se recurrirá a los 60.000 millones en transferencias; mientras que, para la segunda, la idea del presidente es solicitar los préstamos en función del nivel de ejecución que se vaya consiguiendo. Según explica de la Rocha, entre octubre y finales de año se prevé terminar de diseñar el plan España Puede, cumplimentando la información exhaustiva exigida por Bruselas, para comenzar a presentarlo de manera definitiva a partir de enero.

De izda. a dcha. José Luis Blanco (IEF), Manuel de la Rocha y Francisco Salazar (ambos, miembros del Gabinete de la Presidencia del Gobierno de España)

El director del Departamento de Asuntos Económicos y G20 del Gabinete de la Presidencia del Gobierno apuntó, también, que las reformas e inversiones previstas en los Presupuestos Generales del Estado serán ya financiadas con cargo a los 27.000 millones de los fondos europeos, aunque aún no se hayan desbloqueado en Europa.

Estas cuantías podrán financiar proyectos transformadores que estén dentro de los 4 ejes transversales y 10 palancas recogidas en el Plan. Estas se centran en agenda urbana y rural, infraestructuras, transición energética, modernización de las Administraciones Públicas, ciencia e I+D, apoyo al tejido económico, turismo, educación, cuidados, políticas laborales, cultura y deporte, fiscalidad y pensiones, etc. Aparte de estas palancas, la propia Comisión Europea ha fijado 7 iniciativas banderas sobre las que quiere poner el foco, relacionadas con despliegue de energías renovables, coche eléctrico, conectividad y 5G, modernización administraciones públicas, economía de datos y cloud policy o formación permanente.

De la Rocha indicó, además que en paralelo se está elaborando un Real Decreto-ley que tiene como objetivo la simplificación administrativa y la mejora de la gobernanza, la ejecución y el seguimiento de los fondos. Con ello se pretende optimizar todo el proceso y crear mecanismos ágiles y efectivos sin perder en transparencia ni control.

Otro tema destacado fueron los foros consultivos, en los que los distintos ministerios están convocando a los principales actores sectoriales para trabajar en los grandes proyectos transformadores. A la pregunta de dónde, cuándo o cómo se presentan los proyectos y cuales son los criterios para la asignación de los proyectos, de la Rocha remitió a las convocatorias planteadas por los correspondientes Ministerios, con concurrencia competitiva y transparente.

Por último, se puso de manifiesto la importancia de mejorar el tamaño de la empresa española, mucho más reducido que el de nuestros socios europeos. Sobre este asunto, los ponentes coincidieron en que los fondos deberán ser un incentivo para estimular el crecimiento, la integración y los distintos tipos de colaboración entre empresas.

Para terminar, el Director General del IEF apuntó la importancia de que los esfuerzos y la toma de decisiones asociada a los fondos se quede en España, objetivo en el que deben de jugar un papel muy relevante las empresas familiares.

TURNO DE PREGUNTAS

Maite Antón, desde Alicante, planteó su preocupación por el papel de las pequeñas y medianas empresas en estos procesos de colaboración público- privada. Manuel de la Rocha indicó que el plan ayudará a las pymes no solo con fondos, sino con líneas para la digitalización de las empresas, programas innovadores, programas de internacionalización o financiación. También se espera reducir las trabas regulatorias y mejorar el clima de negocios para favorecer su crecimiento y desarrollo.

Desde Asturias, Jorge Suárez planteó preguntas fundamentalmente relacionadas con el impacto de la situación fiscal de las regiones en su capacidad para el aprovechameinto de los fondos; y, por otro lado, con el papel de la industria en el marco de estos proyectos. Según indicó Manuel de la Rocha, no se exige cofinanciación de las CCAA por lo que su situación particular no debería limitar su capacidad para impulsar proyectos. Y, respecto a la segunda cuestión, reafirmó el compromiso del gobierno con la industria, remarcando que hay vectores clave en el nuevo plan que le afectan plenamente, como la descarbonización, sostenibilidad y eficiencia, hidrógeno verde (producción, almacenaje y sector industrial), energías renovables, automóvil, aeronáutica, turismo o industria 4.0.

Rocío Hervella, desde Castilla y León, planteó sus dudas sobre la cobertura digital y la red 5G en su región, asi como el desarrollo de la economía circular y, de nuevo, el menor tamaño de nuestro tejido empresarial.

Carmen Riu, de Riu Hoteles, quiso confirmar que los fondos comenzarán a utilizarse desde el mismo momento en que se aprueben los Presupuestos Generales, aunque el dinero no haya llegado todavía de Europa. Cuestión que confirmaron ambos ponentes.

Marc Puig, presidente IEF, manifestó su deseo de que se confíe en las empresas y en los empresarios para buscar soluciones a la salida de la crisis, tal y como habían hecho en periodos anteriores, y alertó sobre la existencia de sectores menos habituados a tratar con la Administración y los problemas que esto pudiera generar.

José Manuel Entrecanales, de Acciona, quisó poner el énfasis en la importancia de que los nuevos fondos europeos no se emplearan para cubrir proyectos que podían ser financiables de manera natural por fondos privados. Recalcando, además, la relevancia de que se emplearan en proyectos suficientemente maduros y sólidos.

Desde Galicia, Víctor Nogueira, planteó sus dudas sobre la retroactividad de los fondos, en el caso de proyectos que ya estaban arrancando; y sobre los criterios de reparto geográfico ante iniciativas de carácter similar.

Para concluir, Francisco Salazar quiso recuperar la idea de perspectiva a largo plazo, porque se cuenta con un periodo de 6 años para la ejecución y aprovechamiento de los fondos. A su criterio, es indispensable seleccionar aquellos proyectos realmente maduros y transformadores. El Director Adjunto del Gabinete de la Presidencia del Gobierno insistió también en la necesidad de ganar tamaño y escala empresarial para poder impulsar una colaboración publico privada eficaz; y alentó a los empresarios familiares a aportar su experiencia en este proyecto.

Manuel de la Rocha quiso terminar su intervención insistiendo en la enorme oportunidad que suponía este plan europeo, en la necesidad de colaboración entre el sector público y las empresas y en la mportancia de la selección de proyectos transformadores a nivel estructural, siendo capaces, incluso, de anticiparse a los cambios futuro.

 

El director general del IEF, José Luis Blanco, puso fin al evento remarcando el compromiso de los socios del IEF y de sus territoriales con la gestión y éxito de los fondos y emplazó a ambos ponentes a nuevos encuentros.

Al margen de lo explicado en la jornada se facilitó un ‘documento de trabajo’ explicativo sobre cómo la colaboración público-privada puede ayudar en la gestión de los fondos europeos. Los interesados pueden obtener dicho documento en el siguiente enlace. 

 

Redaccion
Author: Redaccion