Perspectivas 2021 para empresas familiares y familias empresarias

El programa de Dirección y Gobierno de Empresa Familiar se inició con el seminario "Perspectivas 2021 para empresas familiares y familias empresarias" al que asistió la directora de ADEFAN, Marisa Sáinz. (foto: cedida).

La directora de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN)Marisa Sáinz, asistió de forma telemática el 10 de febrero al primero de los webinar con el que se puso en marcha el ‘Programa de Dirección y Gobierno de Empresa Familiar‘. Dicha iniciativa está impulsada por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) en colaboración con IE Business School y patrocinado por Santander Private Banking y la consultora EY. 

Esta primera sesión, celebrada bajo el título de ‘Perspectivas 2021 para empresas familiares y familias empresarias’ contó como ponente principal con el director general de la Unidad de Negocios de Empresa Familiar en el IE Business School y presidente de la firma ‘The Family Advisory Board (TFAB)‘, Manuel Bermejo. Su exposición se basó en las conclusiones de la investigación realizada por la organización que preside sobre el impacto de la pandemia en familias empresarias, tanto en su dimensión empresarial como familiar.

Así, por ejemplo, mencionó los siguientes puntos:

  • La empresa familiar ha vivido con el Covid-19 una crisis asimétrica. Aunque un 85 % de las organizaciones reconoció una merma de su facturación con respecto a 2019, un 51 % sufrió lo que denominaron como “una caída significativa“; un 21 % “moderada” mientras que un 13 lo calificó directamente como un “cataclismo“.
  • Un 42 % de los encuestados valoraron la posibilidad de impulsar un crecimiento inorgánico de sus empresas
  • Por su parte, un 81 % advirtió de nuevas oportunidades de negocio generadas por el nuevo tiempo que se ha iniciado de la mano de la vacunación.
  • Referido al punto anterior, un 68 % apuesta por la diversificación de sus líneas de negocio
  • Asimismo, un 75 % confirmó que está concentrando sus esfuerzos en la transformación digital de la compañía.
  • Y un porcentaje similar (75 %) consideró que su carácter familiar les permitió una mejor gestión de la crisis. 
  • Siguiendo esa referencia, un 81 % dijo que los valores de su empresa familiar son “una herramienta poderosa frente a la crisis
  • Además, un 39 % activó el “Consejo de Familia”
  • Con vistas al futuro, finalmente, un 75 % destacó la contribución de las nuevas generaciones
  • No obstante, un 36 % reconoció que los procesos de crecimiento han traído consigo situaciones de tensión en la familia
  • De ahí que un 81 % se haya replanteado la visión a largo plazo que mantiene la familia empresaria para prepararse para ese futuro de cambio continuo e incertidumbre que se perfila una vez superada la crisis sanitaria.

A la vista de estos datos, Manuel Bermejo ofreció una serie de reflexiones destinadas a inspirar a los líderes de las empresas familiares en su acción de gobierno y gestión a lo largo de los próximos meses. De este modo, aconsejó dotarse de un buen gobierno corporativo para fortalecer este tipo de compañías. “Ahora, más que nunca, se precisa de una mayor gobernanza. Es preciso recuperar la dimensión humana y recuperar los valores y la esencia de la empresa familiar”, comentó. Igualmente aconsejó no descuidar la dimensión familiar de la organización y asumir que “definitivamente vivimos en la sociedad del cambio”.

En su opinión, por tanto, “hay que evitar la sensación de provisionalidad que se puede sentir ante la crisis”. Defendió, además, que el liderazgo, la innovación y la tecnología son más necesarios que nunca. “No son tiempos para llaneros solitarios”. Y demandó poner el foco en mantener la competitividad, cuidar a las plantillas y los clientes y apostar de forma inequívoca por la transparencia, la comunicación y el compromiso social. En este último caso, Bermejo instó a las empresas familiares a estar atentos a las nuevas reglas de atracción y retención del talento.

Finalizada esta parte del seminario, tomó el relevo la directora de Recursos Humanos y Responsabilidad Social Corporativa de la empresa familiar Gioseppo, María Esperanza Navarro-Pertusa. Esta invitada explicó las diferentes estrategias que han acometido para afrontar la pandemia y salir de la crisis. Tras esta intervención, el encuentro finalizó con un turno de preguntas e intervenciones entre los asistentes.

La próxima cita dentro de este ‘Programa de Dirección y Gobierno de Empresa Familiar‘ será el 17 de marzo. Entonces se tratará el tema “La ordenación patrimonial profesionalizada: eficiencia financiera” a cargo de Cristina Mora-Gil, directora del Departamento de Planificación Patrimonial de Santander Private Banking.

 

Redaccion
Author: Redaccion