En la reunión de Presidentes de las AATT y en la Asamblea General Anual del IEF

Los presidentes de las Asociaciones Territoriales posan en el interior del Ayuntamiento de Madrid. (Foto: cedida).

El presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar Navarra (ADEFAN), Francisco Esparza, se desplazó el 10 de mayo a Madrid para participar en la reunión que mantuvieron los presidentes de las Asociaciones Territoriales con el del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), Marc Puig. En dicho encuentro se acordó la creación de una comisión de trabajo conjunta entre ambas entidades presidida por Ignacio Osborne e integrada por tres miembros de la Junta Directiva del IEF que, a su vez, son presidentes de las territoriales. Estos últimos son: Andrés Sendagorta (AEFAME), Vicente Boluda (AVE) y Alfonso Sesé (AEFA).

Esparza y Martínez Almeida

En el marco de este encuentro, los presidentes de las territoriales mantuvieron un encuentro con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. Una cita en la que Francisco Esparza, en nombre de ADEFAN, hizo entrega al primer edil de un lote de espárragos de Navarra. Un acto simbólico con el que se quiso informar e invitar a Martínez Almeida al próximo XXIV Congreso Nacional de la Empresa Familiar que se celebrará finalmente este próximo otoño en Pamplona.

Al día siguiente, 11 de mayo, Esparza, junto al resto de presidentes de las territoriales participaron en la Asamblea General Anual del Instituto de la Empresa Familiar (IEF) a la que también acudió la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño. Marc Puig, presidente del Instituto, reiteró una vez más el compromiso de las familias empresarias españolas por contribuir al esfuerzo que el país debe realizar para superar la crisis provocada por el coronavirus.

Precisamente, en la Asamblea se informó que, debido a la pandemia, en 2020 se produjo una caída de la facturación del 57 % en las empresas familiares. Sin embargo, 2 de cada 3 lograron mantener o aumentar el empleo en el mismo periodo de tiempo, de acuerdo con los datos que se hicieron públicos del Observatorio de la Empresa Familiar elaborado por el propio Instituto y Deloitte.

Nadia Calviño

A la vista de estas cifras, Puig reclamó a Calviño la necesidad de establecer un entorno “no hostil, con reglas claras y predecibles, dentro de un marco fiscal que no sea peor que el del resto de España”. Todo ello, con el objetivo de establecer una serie de condiciones mínimas que permitan la recuperación y el crecimiento de las empresas familiares así como del resto de la economía nacional.

A continuación, ponemos a disposición de todos los interesados un resumen de “Lo Más Destacado” de la Asamblea General Anual del IEF a través del siguiente enlace. 

Redaccion
Author: Redaccion