Fallados los trabajos del Título Propio en Gestión de Empresa Familiar de la UPNA

Zuberoa Glaría (izquierda) y Nerea Larraburu, ganadoras del primer premio de Caja Rural al mejor Trabajo Fin de Estudios realizado por alumnado del Título Propio en Gestión de la Empresa Familiar. (Foto: cedida).

Zuberoa Glaría y Nerea Larraburu, de 3º de Administración y Dirección de Empresas, fueron designadas este 30 de junio como las ganadoras del I Premio de Caja Rural al mejor Trabajo Fin de Estudios realizado por alumnado del Título Propio en Gestión de la Empresa Familiar. Entre los méritos destacados, el jurado señaló “la actualidad del tema tratado, su proyección práctica y el rigor en el manejo de las fuentes utilizadas”.

Las segundas clasificadas fueron Ainara Esteves y Sonia Díez, por su trabajo “Dosier práctico de ADR aplicado al conflicto empresarial”; y el tercer premio recayó en Sara Aldave por su proyecto “Modelo de los tres círculos: tipos de personas en la empresa familiar y relevancia para la gestión”. El acto de entrega de premios se ha retrasado debido a la situación generada por la COVID-19 y tendrá lugar, previsiblemente, en el mes de septiembre

El Título Propio en Gestión de la Empresa Familiar es una formación transversal y especializada en las singularidades de las empresas familiares. Su objetivo es completar la formación de los estudiantes ofreciendo una formación diferenciada que les permite desarrollar competencias específicas para la dirección y gestión de este tipo de empresa.

El trabajo ganador, para el que se otorga una dotación económica de 300 euros, trata sobre la importancia de la internacionalización de las empresas familiares en un mundo globalizado y cada vez más competitivo. Según explican sus autoras, las empresas que deciden internacionalizarse consiguen una ventaja competitiva gracias a la diversificación de mercados, la disminución de los costes y la aparición de nuevos proveedores, siempre y cuando se haga de forma correcta.

Ainara Esteves (izquierda) y Sonia Díez, segundas clasificadas

Para conocer su experiencia, Glaría y Larraburu se pusieron en contacto con empresas familiares que apostaron por la internacionalización. Además, buscaron testimonios en diversas fuentes sobre diferentes empresas familiares internacionalizadas y conocidas mundialmente. “De esta manera, pudimos saber las ventajas e inconvenientes, los diferentes tipos de internacionalización e incluso pudimos comparar los diferentes puntos de vista según el tipo de empresa”, señalan.

Por su parte, Esteves y Díez, que cursan 4º de ADE, recibirán 200 euros como segundas clasificadas. Su trabajo trata sobre el estudio de las diversas alternativas que existen para resolver conflictos familiares. En concreto, el caso que se expone se centra en la resolución de conflictos mediante el proceso de mediación. En el dossier se analiza el supuesto de la empresa ficticia “La Ciudadela” y se comprueba cómo a través de este proceso se puede solucionar el conflicto de manera amistosa.

Sara Aldave ha obtenido el tercer premio

Por último, Aldave, que ha cursado 3º de ADE, recibirá una dotación de 100 euros por su proyecto “Modelo de los tres círculos: tipos de personas en la empresa familiar y relevancia para la gestión”. Partiendo de que el objetivo de toda empresa familiar es perdurar en el tiempo, además de transmitir la dirección y los valores generación tras generación, la autora se centra en el modelo de los tres círculos, que “trata de explicar la forma en que se superponen los sistemas de la familia, la empresa, la propiedad y las interacciones que se dan entre ellas. Cada familia y empresa son distintas, pero tienen ciertos aspectos en común”.

A este respecto, ha analizado los principales retos de estas empresas, los órganos de gobierno, el protocolo familiar, los conflictos, la sucesión y la gestión de los recursos humanos. “Con una estructura sólida y una buena planificación, podrán compatibilizar bien sus diferencias logrando que la empresa perdure durante generaciones”, indica. En su trabajo ha estudiado también la organización de cuatro empresas familiares de distinto tamaño: grande, mediana, pequeña y microempresa.

COMPOSICIÓN DEL JURADO

El tribunal encargado de fallar este I Premio de Caja Rural ha estado formado por Francisco Esparza, presidente de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar en Navarra (ADEFAN); Beatriz Rodríguez profesora titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social y directora de la Cátedra de Empresa Familiar de la UPNA; Lucía Garcés, profesora del Departamento de Gestión de Empresas y directora del Título Propio de Gestión de Empresa Familiar; Martín Larraza, catedrático del Departamento de Gestión de Empresas y vicerrector de Economía, Planificación y Estrategia; y Ricardo Goñi, director de Relaciones Institucionales de Caja Rural.