Más del 92% de las empresas familiares consideran insuficientes las medidas económicas adoptadas por el Gobierno de España

Sede del Banco de España, promotor del estudio de Instituto de Empresa Familiar en el que ha participado ADEFAN. (Foto: cedida).

Un grupo representativo de socios de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar en Navarra, ADEFAN, ha participado en la encuesta realizada por el Instituto de Empresa Familiar (IEF) en colaboración con el Banco de España y las asociaciones territoriales de empresa familiar.

Entre la última semana de marzo y la primera de abril, unas 455 empresas familiares de toda España han respondido a un cuestionario sobre los efectos de la crisis en su actividad, sobre las medidas que está llevando cada empresa para afrontar la crisis y su valoración de la respuesta que ha ofrecido hasta ahora el gobierno.

Así, entre sus principales conclusiones sobresale que más del 92 % de las empresas familiares consideran insuficientes las medidas económicas adoptadas por el Gobierno de España. En concreto, estas organizaciones consideraron las facilidades para el ajuste temporal así como las líneas de financiación y el aplazamiento de deudas como “las más relevantes” de todas las decisiones tomadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.

Igualmente, destacó del análisis realizado por el IEF que un 86 % de las empresas familiares han visto afectada su actividad y que, de ellas, un 42 % han sufrido caídas superiores al 60 % o, directamente, se han visto obligadas a parar. Siguiendo ese mismo argumento, casi un tercio de las encuestadas vaticinan una caída de beneficios por encima del 80 % y, con vistas al futuro, se muestran muy poco esperanzadas puesto que muchas de ellas no esperan que a corto plazo se pueda recuperar el ritmo de trabajo que tenían antes de la crisis.

Por este motivo, un 52 % de las participantes en el trabajo del Instituto de Empresa Familiar reconocen haber adecuado el empleo mientras que otro 51 % han decidido paralizar las inversiones que tenían previstas acometer a medio plazo.

REFLEXIONES Y PROPUESTA DE ACCIÓN

Frente al escenario de retos e incertidumbres que plantea la irrupción del coronavirus, en el Instituto de Empresa Familiar realizan un llamamiento “urgente” a las empresas familiares “a reaccionar, adaptarse a las circunstancias y dar un paso adelante”.

Señalan, en ese sentido, que “hay que estar preparados para el día después del confinamiento” y que el objetivo, entonces, deberá ser volver a la normalidad cuanto antes “con dos prioridades: el empleo y la sostenibilidad de los servicios públicos”. Recuerdan desde el IEF, a este respecto, que “las empresas son quienes pueden garantizar” su cumplimiento. Por eso, demandan la prórroga de impuestos y el apoyo de los consumidores para recuperar la actividad cuanto antes.Hay que apoyar a las familias y las empresas con medidas de liquidez para que sobrevivan a la crisis”, concluyen.