El Parlamento aprueba la supresión del impuesto al patrimonio empresarial

El Pleno del Parlamento de Navarra ha atendido una de las principales reclamaciones planteadas por ADEFAN con la supresión del Impuesto al Patrimonio Empresarial. (Foto: cedida).

El Gobierno de Navarra, presidido por María Chivite, sacó adelante el paquete de medidas fiscales con el que pretende estimular al tejido empresarial y hacer “justicia económica y social”. Un conjunto de iniciativas impulsadas por el PSN y la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, entre las que destacan la nueva Ley Foral de Modificación del Impuesto Sobre el Patrimonio, que conlleva la supresión del impuesto a los bienes y derechos afectos a actividades económicas empresariales, así como a las participaciones en entidades que cumplan determinados requisitos.

Francisco Esparza, presidente de ADEFAN.

El Ejecutivo foral dio así cumplimiento a una antigua reivindicación de la Asociación Navarra para el Desarrollo de la Empresa Familiar (ADEFAN). Su objetivo: equiparar la legislación navarra “a lo establecido en las normativas forales del País Vasco y del Estado”. Y para lograrlo, necesitó la abstención de Navarra Suma, ya que EH Bildu, Podemos-Ahal Dugu e I-E votaron en contra. Solo el PSN y Geroa Bai secundaron el texto.

Sin ningún apoyo adicional, las dos enmiendas planteadas por los regionalistas en comisión fueron desestimadas y, en consecuencia, quedaron fuera del dictamen. Tampoco prosperó la pretensión de EH Bildu de vaciar de contenido el proyecto. Y desde I-E enfatizaron su posición en torno a la “improcedencia de eliminar la tributación de buena parte de la riqueza que comporta el patrimonio de los sujetos pasivos beneficiados por esta ley”.