La empresa familiar quiere ser “parte activa” en el desarrollo futuro de la sociedad

ADEFAN celebró el 6 de noviembre en el Hotel Don Carlos su Asamblea General Extraordinaria en la que el presidente, Francisco Esparza, animó a los asociados a dar visibilidad a su función económica y social y, sobre todo, a “no dejarse vencer por el pesimismo” pese al ligero deterioro que se percibe de la coyuntura económica

Para ello, incidió en la importancia de cada miembro cuente “su historia” y a ofrezca visibilidad a la función económica que ejerce para “poder participar y ser parte activa” en el desarrollo futuro de la sociedad en ámbitos como la innovación, la competitividad o la educación donde, según adelantó, “solicitaremos a la Administración una línea estable para una Formación Profesional Dual adecuada a las demandas de las empresas”.

La Asamblea General de ADEFAN, estuvo patrocinada por el Banco Santander y contó con la colaboración de KPMG, en la que, además. Esparza demandó también a los asistentes “a mantener su compromiso con el futuro”. En ese sentido, mostró su satisfacción porque, pese a la citada tendencia a la baja, un 67% de las empresas familiares aseguró, durante el reciente Congreso Nacional celebrado en Valencia, que mantendrá sus proyectos de inversión para el próximo año 2019.

Francisco Esparza, asimismo, volvió a poner en valor las principales ventajas que definen a sus organizaciones referidas a la visión a largo plazo, su arraigo al terreno así como una forma de actuar basada en principios. Además, realizó un alegato a favor de la obtención de beneficios ya que, bajo su punto de vista, suponen “reinversión, salarios, dividendos y, por supuesto, impuestos para sostener los servicios públicos” por lo que “el crecimiento de las empresas debe promoverse y no verse con recelo”, sentenció.

TRASCENDER Y PERDURAR
Tras la intervención del presidente de ADEFAN, Jorge García Costas, de KPMG Navarra, presentó algunas de las conclusiones del VII Barómetro sobre Empresa Familiar. Un estudio que afirma que, en la Comunidad foral, “las empresas familiares afrontan el próximo año con optimismo”. En este sentido, ocho de cada diez encuestados aseguraron tener confianza o mucha confianza en la situación de su compañía durante los próximos 12 meses. Además, más de la mitad de ellas (un 56%) ampliaron plantillas y un 74% aseguró haber aumentado sus niveles de facturación.

No obstante, el análisis de KPMG también recoge algunas incertidumbres vinculadas sobre todo a la búsqueda del talento (señalada por un 43% de los encuestados) seguida por el aumento de la competencia, el mantenimiento de la rentabilidad y, finalmente, la indecisión de carácter político.

La Asamblea General de ADEFAN finalizó con las intervenciones de Pedro Ruiz, del Restaurante José María y Bodegas Pago de Carraovejas y José Rolando Álvarez y Javier Álvarez Marcos, del Grupo Norte, quienes ofrecieron diversas claves y recomendaciones para que las empresas familiares puedan perdurar y trascender. Así, por ejemplo, José Rolando Álvarez puso especial énfasis en la necesidad de afrontar el proceso de transición “desde la generosidad y la practicidad” ya que, en su opinión, “cuando la empresa va bien la familia va bien y hagamos siempre lo que convenga a la empresa”.

Por su parte, Javier Álvarez, siguiendo con el argumento planteado por su progenitor, equiparó la empresa “con un hijo” al tiempo que defendió la pasión como “factor clave” para garantizar, bajo su punto de vista, el desarrollo de cualquier idea de negocio junto con respeto, formación continua y ejemplaridad. Mientras, Pedro Ruiz dijo que, a la hora de plantear cualquier proceso de crecimiento, “hay que tener en cuenta tanto el ciclo vital de la empresa como seguir los valores que la fundaron”, sentenció.

SOBRE ADEFAN
La Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Navarra, ADEFAN, integra a 132 empresas en Navarra, que facturan por encima de 3.000 millones euros y dan empleo a unas 11.000 personas. ADEFAN es una organización intersectorial –industria, restauración, comercio, construcción, alimentación, etc.- y autofinanciada a la que pertenecen mayoritariamente PYMEs, algunas de ellas hasta de sexta generación, presentes en toda Navarra.