ADEFAN plantea diversas iniciativas para que la sociedad “esté orgullosa de sus empresarios”

De I a D: José Antonio Arrieta y José Ignacio Pérez de Albeniz (ARPA Abogados); Marisa Sainz (directora ADEFAN); Francisco Esparza (presidente); María José Beriáin, José Joaquín Senosiáin (vocales ADEFAN).

La Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar de Navarra apuesta por la creación de una Cátedra de Empresa Familiar que, entre otras medidas, favorezcan el crecimiento y la perdurabilidad de su modelo de negocio.

Inculcar la importancia de la empresa en la educación desde la niñez, la creación de una Cátedra de Empresa Familiar en Navarra, la conservación del talento, facilitar la sucesión o alinear la preparación y la formación de los alumnos con la demanda de las empresas. Son algunas de las acciones que se recogen en el informe realizado por el despacho ARPA Abogados Consutores para la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar en Navarra, ADEFAN, y que sus responsables han presentado este mediodía en un encuentro celebrado con medios de comunicación en el Hotel El Toro de Pamplona. Un memorándum que, en palabras de su presidente, Francisco Esparza, “busca mejorar la imagen de los empresarios y potenciar e impulsar su importancia y reconocimiento social”.

Asímismo, entre las propuestas ya mencionadas, el propio Esparza destacó una que supone el “objetivo irrenunciable” que mueve a su asociación: “la conservación de la empresa como factor de creación de riqueza y del mantenimiento de bienestar social”. Muestra de esa importancia es que hoy la empresa familiar contribuye a la generación del 60% del valor añadido bruto y representa el 70% del empleo, de acuerdo con los datos ofrecidos desde la propia ADEFAN.

En ese sentido, según Francisco Esparza, “no podemos seguir pensando, como hacen algunos, que la empresa es un escenario de intereses confrontados”. Al contrario, “debiera aplaudirse el reto que supone ser empresario”, señaló para defender a continuación la postura de quien puede decir “con orgullo y satisfacción, yo soy empresario y junto con todos los que me acompañan, creo riqueza y soy partícipe del desarrollo y crecimiento de la ciudad o el país en el que vivo”.

Para conseguir ese objetivo, desde ADEFAN proponen elaborar una estrategia con acciones concretas que, como en el caso de la enseñanza y desde las edades más tempranas, coloquen las figuras de la empresa y el empresario en el lugar que le corresponde dentro de la sociedad como paradigma y ejemplo de esfuerzo, constancia, resiliencia y creación de valor. “La educación debe ser un lugar para la transmisión de valores y ahí deben estar presentes la empresa y los empresarios”, insistió Esparza.

Esa primera medida sería complementaria, más adelante, por una Cátedra de Empresa Familiar, entidad que,  tal y como recordaron desde ADEFAN, “no existe en Navarra” pero que, en colaboración con universidades y centros de formación profesional, “pueden servir de núcleo cohesionador, catalizador y propulsor de desarrollo en nuestra región”.

Diario de Navarra -Informe ADEFAN2018pdf

DnotInformeADEFAN218

SUCESIÓN Y FISCALIDAD

El análisis planteado desde ADEFAN se completa, finalmente, con otros dos aspectos que dicha asociación considera muy importantes. El primero, la necesidad de planificar la sucesión dentro de las empresas familiares “Hay que proponer a la Administración la implantación de ayudas o deducciones fiscales para las empresas que acometen estos procesos, como ya existen en otras comunidades autónomas”, subrayó su presidente.

En cuanto al tema de la fiscalidad, ADEFAN demanda el mantenimiento de aquellas medidas tributarias que procuran una neutralidad fiscal para las empresas familiares, la exoneración completa del gravamen de los patrimonios empresariales familiares, el estudio y traslado a nuestra región de algunas mejoras que se han demostrado válidas para otros territorios y que facilitan la continuidad del negocio o el arraigo al territorio.