“La incertidumbre es el peor enemigo del desarrollo económico”

La situación de Cataluña también estuvo presente en el XX Congreso Nacional de la Empresa Familia que se celebra en Toledo. El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Ignacio Osborne, en referencia a la situación en Cataluña recordó que “la incertidumbre es el peor enemigo del desarrollo económico”. En ese sentido, antes más de 500 empresarios familiares, Osborne incidió en que “tenemos las herramientas, las normas y los foros para el diálogo, para escuchar, para explicar los diferentes planteamientos políticos y para llegar a consensos. Estas normas, este marco legal, son las que nos han permitido avanzar y progresar, porque la seguridad jurídica es uno de los grandes pilares sobre los que se asienta la confianza”, señaló Osborne.

Cabe mencionar que entre los asistentes al XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar, ADEFAN estuvo representada por una delegación de 9 personas encabezada por el presidente Pachi Esparza a la cabeza.

 

LA IMPORTANCIA DE LAS REFORMAS

En su intervención, Ignacio Osborne hizo un repaso al cuarto de siglo transcurrido desde el nacimiento del Instituto de Empresa Familiar (IEF), un periodo en el que España ha sufrido una profunda transformación económica y social, a la cual han contribuido de manera determinante las empresas familiares. También ha habido momentos malos, aunque ahora, en su opinión, “la situación económica ha mejorado y se ha recuperado la confianza”.

“Cuando se llevan a cabo las reformas adecuadas, las empresas respondemos, invertimos y creamos empleo”, dijo Osborne, quien recalcó: “Sí, somos las empresas las que creamos empleo. Las que existimos desde hace años y las de nueva creación. Muchas veces se habla en abstracto y se dice que se han creado 500.000 empleos, y no se han creado solos; los hemos creado las empresas gracias a que han mejorado las condiciones en las que trabajamos”.

“Cuando se llevan a cabo las reformas adecuadas, las empresas respondemos, invertimos y creamos empleo”. “Las empresas”, dijo, “somos la piedra angular de la economía, las que hacemos que la economía crezca, las que creamos empleo, las que generamos ingresos para la Administración Pública y las que permitimos garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema de protección social. Y sólo pedimos que se nos escuche, para poder explicar mejor cómo funciona la economía real, en un mundo cada vez más competitivo”.