La fiesta de los Idoate

Publicado en navarracapital.es

Pilar, Mari Carmen, Esther, Iñaki y Juan Mari, los hermanos Idoate forman una de las pocas familias que, a través de la gastronomía, conservan la esencia de aquellas fiestas de San Fermín más selectas y exclusivas. Sus restaurantes son la mejor plataforma de transmisión de una fiesta que se disfruta cada vez de forma más privada.

Las semanas previas a los Sanfermines son muy intensas para los hermanos Idoate. Todo tiene que estar listo para cuando empiecen las fiestas y son muchos los detalles que hay que tener en cuenta para que quienes les visiten salgan satisfechos. Pero cuando Navarra Capital les planteó la posibilidad de realizar una sesión fotográfica en la Plaza de Toros hicieron un alto en sus tareas y aceptaron encantados.

Los Idoate se divirtieron y demostraron su buen humor posando con los capotes, al tiempo que agradecían la oportunidad de ver la plaza como nunca habían tenido la ocasión de hacerlo, desde el centro del ruedo y con las gradas vacías. Frente a los toriles comentaban lo impresionante que tiene que ser cuando el torero ve que se abre el portón y al astado lanzarse hacia él, y que desde allí entendían mucho mejor el peligro al que se enfrentan.

Mientras posan y tras varios intentos fallidos de iniciar la conversación porque todo les llama la atención y alguno de unos hermanos requiere al resto para que además de las fotos oficiales les hagan otras con los teléfonos, vamos hablando con ellos en medio del jolgorio. Esther, que trabaja con Iñaki en el restaurante Alhambra, dice que está nerviosa con los preparativos, “pero una vez que entras en la fiesta… ¡eso es una maravilla! Mira, las cosas salen bien si están bien organizadas, todo es mucho más llevadero aunque claro, te puede fallar algo”. Se compara con los toreros, “que están en tensión hasta que empiezan a torear, pues nosotros lo mismo, una vez que has entrado en la fiesta ya estás toreando. Pues hala, a hacer buena faena y que el cliente salga contento, nada nos puede dar mayor satisfacción”. Esther se despide con un suspiro que no oculta su permanente sonrisa: “Ay… ¡que lleguen ya!”

UNAS FIESTAS GASTRONÓMICAS

Durante los Sanfermines Mari Carmen atiende en el comedor del Europa “a los clientes de Pamplona, a los de siempre, pero acompañados de gente de fuera que quieren que viva la fiesta”. ¿Y la gente glamourosa? “Es que todos nuestros clientes tienen glamour, puede que venga gente famosa, del mundo del espectáculo, futbolistas, toreros… pero nuestros clientes son los de aquí, los de Pamplona. Eso sí, acogemos a todos igual, con alegría y cariño, porque nos hace mucha ilusión que nos elijan para vivir los Sanfermines ”. La cara de Mari Carmen se ilumina al evocar el ambiente del Europa durante las fiestas: “Es maravilloso, transmite lo que realmente somos los pamplonicas, gente de corazón que lo damos todo”.

LEER MÁS