Éxito de asistencia de la jornada sobre financiación privada de proyectos I+D+i organizada por ADEFAN

Más de 70 empresarios participaron el 28 de febrero en la jornada sobre la ‘Reforma Fiscal’, impulsada por la Hacienda foral, y que establece una serie incentivos en materia de I+D+i. La sesión fue impartida por José Alberto de la Parte, director de Proyectos Estratégicos de Zabala Innovation Consulting, que habló de la parte técnica: investigación y funcionamiento genérico de la deducción; y por Jorge Santos, director del departamento Fiscal de ARPA Abogados Consultores, quien explicó las connotaciones fiscales concretas y aludirá, principalmente, a las cuestiones todavía no resueltas por la norma.

La nueva financiación privada mediante inversores fiscales ha despertado una gran expectación pero necesita ser conocida en profundidad, con todas las ventajas que aporta y los flecos que deben ser mejorados. Para explicar esto a las empresas y entidades que hacen o quieren hacer I+D, y a inversores fiscales, ADEFAN organizó este encuentro.
“Ha sido una buena noticia la medida fiscal sobre financiación privada de proyectos I+D+i que ha puesto en marcha el Gobierno de Navarra, aunque hay que definirla bien y resolver flecos”, explica Jorge Santos, director del Departamento Fiscal de Arpa Abogados Consultores.

Una vez solucionadas las cuestiones dudosas, la medida va a favorecer la innovación, algo muy positivo, como explica José Alberto de la Parte, director de Proyectos Estratégicos Zabala Innovation Consulting: “Está demostrado que las regiones y las empresas que más innovación realizan son más competitivas, sobreviven mejor en un ambiente global, tienen menos desempleo y puestos de trabajo de mayor calidad“.
Con esta nueva medida fiscal, “tenemos un molde, pero ahora hay que adecuarlo a la realidad. De hecho, se abre un escenario en el que en ARPA ya estamos trabajando y esperamos acabarlo esta semana para presentar alguna consulta tributaria a la Hacienda foral para que aclare aquellos aspectos problemático” , explica Jorge Santos, quien añade: “Son problemáticos, porque están sin solucionar o sin orientar, ya que la realidad supera muchas veces al tenor literal de los preceptos y ahora toca el momento de hilar más fino para dar seguridad al contribuyente; pero nuestra consulta es solo para rematar, la norma es muy positiva”.

INVERSOR VS PROMOTOR
La inversión en I+D+i va a verse incentivada mediante una novedosa fórmula en la que se unirán inversor y promotor: “El Impuesto de Sociedades incluye deducciones fiscales para las empresas, pero las que no disponen de cuota porque su base imponible es negativa, no pueden acceder a esas ventajas”, explica José Alberto de la Parte. Empresas incipientes como las startup pueden padecer esta situación, por ello: “El nuevo instrumento foral consiste en que un inversor solvente decide apoyar, económicamente, al promotor de un proyecto de I+D+i y este último le cede las deducciones fiscales que tiene acumuladas. Con esta fórmula, ambos se benefician: el inversor a través de las deducciones (aunque se ha fijado un límite de rentabilidad del 20% respecto a lo que aporta); y el promotor, porque consigue dinero líquido del inversor para continuar con su proyecto”.

Por el sistema financiero navarro, las compañías de aquí no cuentan con las mismas ventajas fiscales que otras comunidades en las que la Agencia Tributaria del Estado inyecta dinero con una serie de condiciones. Por ello, con esta fórmula, la empresa innovadora que de momento no se puede aplicar la deducción fiscal, adelanta ese dinero líquido y transfiere su derecho a la deducción fiscal al inversor que está apoyando con dinero su proyecto. Además, nos recuerdan: “Las compañías pueden seguir acogiéndose a otro tipo de subvenciones”.