“Una empresa es un universo de responsabilidades”

La sede en Pamplona de ARPA Abogados Consultores acogió en fechas recientes la última convocatoria realizada por la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar en Navarra, ADEFAN.

En concreto, se trató de un encuentro eminentemente práctico al que acudieron alrededor de una veintena de directivos y gestores de empresas familiares de la Comunidad foral y en la que se trataron dos aspectos clave para este tipo de sociedades: la gestión de la sucesión y la política de retribución de los componentes de la empresa familiar.

Sobre el primer tema, José Antonio Arrieta, consejero delegado de ARPA y conductor principal de la sesión, aseguró que “la responsabilidad de los progenitores a la hora de organizar la sucesión no es algo banal ya que toda empresa es un universo de responsabilidades”.En ese sentido, continuó, “hay que saber gestionar con tacto y con miras de futuro obligaciones y derechos” .
Tal y como añadió el ponente, “las empresas familiares deben tomar conciencia de que las vidas personales tienen fecha de caducidad y que, sin embargo, las ideas y los proyectos no o, al menos, no debieran tenerlo”. Por este motivo, “hay que atreverse a hablar de sucesión porque esto es como una carrera de relevos: lleva tu testigo pero que al final haya alguien preparado y con compromiso para tomar tu relevo y seguir”, sentenció Arrieta.

A tal fin, el consejero delegado de ARPA Abogados Consultores  apoyó su exposición en cuatro casos prácticos y reales con los que trató de concienciar a los asistentes sobre la importancia de planificar bien el proceso de transmisión de una empresa familiar.

Por su parte, las abogadas Merche Laínez y Marta Hernández fueron las encargadas de dirigir la parte relacionada con las políticas de retribución, “un factor muy importante por los efectos fiscales y laborales que puede tener entre los partícipes de una empresa familiar”, concluyeron los promotores de la cita celebrada estos últimos días en Pamplona.